Thursday, July 9, 2009

¡Ay! ¡Qué calor!

No hay mucha gente quienes ya sepan que empecé una relación a larga distancia. Ella vive muy lejos de mi...a unas 12 horas. Hablamos bastante en Skype y acabo de comprar un webcam. Me parece que la distancia y falta de contacto construyen una sensación de necesidad y anticipación. Antes, no pensaba que era posible empezar algo amoroso a larga distancia para mi. No quiero ofender a nadie, pero no he encontrado la mujer perfecta para mi en Tallahassee durante los 3 años en esta ciudad. Estoy satisfecho con elegida dama quién puede elevarme a niveles donde no voy solo.

Por el título, supongas que voy a recontar algo muy caliente que pasó entre nosotros. Debes conocerme mejor que eso. Sino hablo de un calor que estaba durmiendo en un lugar muy hondo de mi ser. Despertó el calor. Pone un fuego bajo mi corazón y hace que palpita más rápidamente. Este sentido envuelve a mi pecho y a veces me dejan las palabras. Pues ya lo sabes por la manera como escribo ahorita. Lo raro es que no puedo organizar mis sentimientos ni describirlos. Sólo sé que me hace feliz. Vale la pena. Ojalá que podamos juntarnos por un poco de tiempo, por lo menos.

Pienso que la falta de contacto físico va a ser la parte más difícil.

Lo siento, pero tuve que escribir algo. Si lo anterior no tiene sentido o hay castellano equivocado tengo que confesar que tengo sueño. Buenas noches.
Post a Comment